Vacunas para la excusitis de salud e inteligencia

Si no has leido la primera parte puede hacerlo ahora  Aqui
Veamos a continuación cómo podemos protegernos de es tas cuatro dolencias comunes. La de salud, la inteligencia, la edad, la suerte1.     Es que mi salud no es buena”. La excusitis en lo referente a la salud abarca toda una serie de pretextos que van desde el, “no me siento bien” crónico, hasta  cosas más específicas como me ha pasado esto y aquello.
Cuatro cosas que usted puede hacer para vencer la excusitis de la salud.
I.                   Rehuya las conversaciones acerca de su salud; cuando más se habla de un hecho que incluso de un resfrío común más parece empeorar el mal.
II.                Reúse preocuparse sistemáticamente acerca de su salud el Dr. Walter Alvares especialista emérito de la famosa clínica mayo escribió “siempre rogué  a los aprensivos que se controlaran.
III.             Siéntase  auténticamente agradecido porque su salud es tan buena como es. Hay un viejo aforismo valioso que se dice a “menudo sentí pena por mí mismo porque tenía zapatos andrajosos hasta que me encontré a un hombre que no tenía pies”.
IV.            Recuérdese con frecuencia “es mejor gastarse que  enmohecerse”. La vida es de usted para que la goce. No la derroche. No renuncie a vivir por pensar en una cama de hospitalLa excusitis de inteligencia o el “yo no tengo capacidad” es algo muy común tanto como el 95% de la gente que nos rodea la presenta en diversos grados.pero es una enfermedad silenciosa casi nadie lo admite abiertamente. Lo sienten en lo más profundo de su fuero interno.
Tres maneras de curar la excusitis de inteligencia.I.                    Nunca subestime su propia inteligencia, ni sobreestime la inteligencia de otros. No se venda barato. Concéntrese en sus ventajas. Descubra sus talentos superiores. Recuerde, lo que importa no es que tan inteligente es, sino como emplear usted su inteligencia. Maneje su inteligencia, en lugar de preocuparse por qué tan alto es su coeficiente intelectual. La persistencia constituye 95% de la habilidad
II.                 recuerden varias veces al día, “mis actitudes son más importantes que mi inteligencia”. En el trabajo y en su casa practique actitudes positivas. Fíjese en las razones por las que puede hacerlo, no en las razones por las que no puede. Desarrolla una actitud de ganador. Utilice su inteligencia de una manera creativa y positiva. Empléela para encontrar formas de ganar, no para probar que va a perder.
III.              recuerde que la habilidad de pensar es mucho más valiosa que la habilidad para memorizar datos use su mente para crear y desarrollar ideas, para encontrar nuevas y mejores formas de hacer las cosas. Pregúntese, “¿Estoy usando mi capacidad mental para ser historia o la estoy usando simplemente para registrar la historia que hacen otros?”
en el siguiente post  se tratara las vacunas para las la excusitis de la edad y para la de la suerte



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es muy valiosa. Deja tu comentario puedes expresarte libremente